Nota de Prensa

COMPARTIR:

ENVIAR:

IMPRIMIR:

BME distribuirá un dividendo complementario a sus accionistas un 37% superior al de 2014

30 de abril de 2015

JUNTA GENERAL ORDINARIA DE ACCIONISTAS DE BME

  • La Junta General aprueba distribuir 0,89 euros por acción el próximo 8 de mayo
  • Los inversores extranjeros son propietarios del 43% de las acciones cotizadas a cierre de 2014, récord histórico
  • BME ha obtenido un beneficio en el primer trimestre de 2015 de 47 millones de euros, un 11,5% más
  • El ratio de eficiencia y el ROE presentan diferencias favorables (17 y 23 puntos, respectivamente) respecto a la media del sector en 2014
  • El ratio de cobertura se situó en el conjunto del ejercicio 2014 en el 112%
  • La Junta ratifica como consejeros a Juan March y a Santos Martínez-Conde

 

La Junta General de Accionistas de BME, celebrada hoy en Madrid, ha aprobado distribuir un dividendo complementario de 0,89 euros por acción el próximo 8 de mayo, un 37% más sobre el abonado bajo este mismo concepto el ejercicio anterior. En total, el dividendo ordinario de la compañía será de 1,89 euros brutos por acción y sube un 15% en el año.

El resultado neto de la compañía en 2014 ascendió a 165 millones de euros, superando un 15,2% al obtenido en el ejercicio precedente, el mejor resultado conseguido desde 2008.

La diversificación de las fuentes de ingresos de BME la han proporcionado una posición sólida y una estructura preparada para los cambios que se avecinan, tanto normativos como tecnológicos. Entre 2013 y 2014, se han puesto en funcionamiento servicios como REGIS-TR, Servicios de Co-location, BME Clearing, Servicios de información, SEND de Deuda Pública, segmentos de contratación alternativos como el MARF, nuevos índices IBEX y productos que han dado respuesta a la demanda de los inversores y necesidades de las cotizadas. “Entre los proyectos que tenemos en curso se encuentran Clearing de Renta Variable; Gestión de Colateral, BME Securities Solutions; Feed de hechos relevantes y la creación de una plataforma para suscripción y reembolso de fondos”, señaló Antonio Zoido.   

BME ha conseguido en 2014 los mejores resultados en seis años, al tiempo que la Bolsa española ha consolidado su posición entre las más importantes del mundo en cuanto a capitalización, financiación, dividendos y liquidez. “El Ibex 35® finalizó 2014 con un ascenso del 3,7% y ha empezado 2015 en positivo. Desde 2013, son dos años consecutivos de ganancias para el índice, periodo en el que suma una rentabilidad del 42%. Las valoraciones de muchas compañías se han recuperado, la volatilidad del mercado se ha reducido a la mitad respecto a 2008, año de inicio de la crisis, y la capitalización conjunta de las empresas cotizadas es de 1,2 billones”, ha puesto de manifiesto Antonio Zoido.

Para el presidente de BME el balance del ejercicio se enmarca en un entorno caracterizado por la vuelta al mercado de grandes y pequeños inversores y por el desarrollo que sigue el negocio bursátil, que se mantiene bajo las mismas directrices: ampliación de servicios y productos, contención de costes y diversificación en las fuentes de ingresos, dentro de unos máximos niveles de garantía y transparencia.

El interés por el mercado español sigue en aumento entre los pequeños y grandes inversores, donde familias y extranjeros se han convertido en los mayores propietarios. Las familias vuelven a ser los segundos tenedores de acciones de la Bolsa, al tener en su poder más del 25% del total, de acuerdo con los últimos datos disponibles de 2014, lo que representa más del doble que en el conjunto de la Unión Europea. En cuanto a los extranjeros, “los datos apuntan a un nuevo récord histórico de propiedad de títulos, más del 43% del total, dos puntos por encima del récord anterior”, destacó Antonio Zoido un su intervención.

Los flujos de capital canalizados a través del mercado alcanzaron en 2014 los 36.110 millones de euros, con un crecimiento del 12,5%, y una cifra que le sitúa como la segunda plaza de Europa, sólo por detrás de Londres, y una de las primeras a nivel mundial. En el primer trimestre de este año se han triplicado las cifras del mismo período de 2014. “España se ha situado – señaló Zoido - como el segundo país del mundo por valor de sus estrenos bursátiles en el primer trimestre, solamente superada por Shanghái.”

El presidente de BME también hizo balance durante su intervención de los dos instrumentos de financiación alternativa con los que contribuye la compañía al desarrollo y potenciación de la economía: el MAB y el MARF. “Todo el apoyo que derive sobre ellos, y sobre sus inversores, irá en beneficio de la recuperación del país”, manifestó Antonio Zoido.

 “En este futuro, complicado pero, a la vez, esperanzador y lleno de oportunidades que se nos presenta, considero que, más que nunca, es el momento de los mercados y de las empresas. De las Bolsas, para reactivar su papel financiador, y de las compañías, porque tienen la ocasión de mejorar su estructura de balance y de crecer internacionalmente a través de distintos canales”, destacó Zoido. Y para ello, precisó, que es fundamental un cambio de estructura en las pymes y deben aumentar su tamaño para ser más productivas, competitivas y mejorar su acceso a la financiación.

La Junta General de Accionistas ha ratificado como miembros del Consejo de Administración a Juan March y Santos Martínez-Conde.

INTERVENCIÓN DEL DIRECTOR GENERAL

Por su parte, el Director General, Javier Hernani, ha destacado en su intervención la solvencia y la solidez del balance de BME al mantener intacto su capacidad de apalancamiento y carecer de financiación ajena. La generación de fondos ordinaria aporta una elevada autofinanciación que permite a BME realizar los proyectos de inversión sin necesidad de recurrir al endeudamiento externo.

BME traslada a beneficios su crecimiento en actividad e ingresos de forma eficiente, gracias a la cobertura de la base de coste con ingresos no directamente ligados a volúmenes. Este ratio se situó en el 112% para el conjunto del ejercicio 2014. De esta manera, la recuperación de los volúmenes en los mercados y por consiguiente de los ingresos de contratación y liquidación, se materializa en una aportación directa al beneficio.

BME ha cerrado el ejercicio 2014 con 418,9 millones de fondos propios, una vez deducidos los dividendos a cuenta distribuidos en septiembre y diciembre de 2013 por importe de 33,3 y 50 millones, respectivamente. “Si deducimos el importe del dividendo complementario (74,2 millones), los fondos propios totales consolidados de la compañía ascenderían a 344,7 millones”, puso de manifiesto Javier Hernani.

El resultado neto de BME de 2014 coloca el ROE en un 40,9%, una mejora de cinco puntos sobre el año anterior y 23 puntos mejor la de referencia sectorial. El ratio de eficiencia, que expresa las unidades de coste necesarias para obtener los ingresos totales de la compañía, se sitúa en el 30,2%, mejorando 2 puntos respecto a 2013 y en más de 17 puntos con la media del sector. Para Hernani esta situación indica claramente que “BME ha hecho de la eficiencia y la rentabilidad sus señas de identidad”.

El director general hizo mención a los datos fundamentales del primer trimestre donde BME alcanzó los 47 millones de resultado neto, un 11,5% mejor que el primer trimestre de 2014 y también un 10,2% superior al cuarto trimestre de 2014, lo que consolida una recuperación secuencial de tres trimestres consecutivos y es, además, el mejor primer trimestre desde 2008.

Los ingresos operativos aumentan un 8,2% hasta 93 millones de euros, con unos costes que aumentan en un 6,5%. “Sin el efecto de las partidas extraordinarias, fundamentalmente relacionadas con la Reforma de la Compensación y Liquidación de Valores, los costes disminuirían un 0,3%”, destacó Hernani.

Para finalizar su informe y en relación con la distribución de dividendos de la compañía, Javier Hernani hizo hincapié en que “BME distribuye el 96% del beneficio neto de 2014, uno de los ratios de pay-out más elevados del sector y de la Bolsa española”.